Nota hamburguesas de alta cocina

Hamburguesas, una apuesta de los chefs de alta cocina

Los chefs de alta cocina son capaces de transformar cualquier comida en un verdadero lujo para el paladar, incluyendo una preparación tan popular y común como las hamburguesas. Hoy en día, muchos son los profesionales de la gastronomía que apuestan por este plato de una forma novedosa y logrando el éxito.

Aplicando la excelencia que manejan en sus fogones principales, algunos de los cocineros más ilustres del mundo han visto en este plato una oportunidad de hacer llegar sus sabores de una manera diferente. Además, haciéndolas accesibles para todo tipo de comensales, que pueden disfrutar de un preparado de alta calidad a buen precio.

Chefs de alta cocina que apuestan por las hamburguesas

Rene Redzepi

Líder del restaurante Noma (Copenhague, Dinamarca), que posee dos estrellas Michelin y el segundo puesto en The 50 Best, también ha incursionado en el mundo de la “comida rápida”.

Polp es su proyecto que hace posible lograr grandes cosas con panes y carnes. La propuesta nació a finales de 2020 y hoy en día es todo un éxito en la capital danesa.

Según explicó Redzepi, lo que pretende es «demostrar su espíritu de unión a través de la comida. Además de darle a su premisa una óptica ecológica y conectada con la naturaleza”.

La oferta es sencilla y se centra en cuatro tipos de hamburguesas: tradicional, con queso, vegetariana y vegana. Las primeras se hacen con carne de reses danesas criadas libremente, mientras que las dos restantes con un tempeh de quínoa elaborado en su laboratorio de fermentación.

Asimismo, el chef trabaja de la mano con todo tipo de productores locales para ofrecer insumos y alimentos producidos en las cercanías de Copenhague. Aunado a esto, en Polp hay una gran oferta de cervezas artesanales y vinos daneses.

Mauro Colagreco

Con tres estrellas Michelin en su haber, Colagreco es uno de los chefs de alta cocina más transgresores de la actualidad. Además de encargarse de los fogones en Mirazur (Menton, Francia), también lo hace en Carne, su cadena de hamburgueserías en Argentina.

Esta iniciativa se caracteriza, principalmente, por su perfil ecológico y sustentable. Incluso, es el único negocio en su tipo en suelo argentino que posee un certificado que avala su labor social y medioambiental en las comunidades.

Para sus hamburguesas, Colagreco nutre su despensa con ingredientes del norte y el sur de su país, variando el menú según la temporada. La hamburguesa clásica es tan sencilla como atrapante, compuesta apenas por pan, carne, lechuga, tomate y cebolla morada. Mientras, entre sus creaciones ocasionales figuran otras como la “hamburguesa con hongos”, con pan, carne, cebolla asada, tomate y queso cuartirol; y la “hamburguesa vegetariana de portobello”, con portobello a la plancha, tapenade de tomates, lechuga morada, queso halloumi y pan de cúrcuma.

Rodolfo Guzmán

Es conocido por ser uno de los cocineros latinos más exitosos por lo logrado en Boragó (Santiago, Chile). Su local ha figurado por varios años en la lista latina de The 50 Best, posicionándose en la versión mundial en la casilla 26 en su última entrega. En MuuMami crea y prepara hamburguesas a las que denomina como “nativas chilenas”, por sus características y los insumos que las componen.

Son dos las recetas que ideó Guzmán para su proyecto: la Muumami y la Ohmami. La primera se hace con carne de libre pastoreo a las brasas, pasta de tomates rosados del Maule, queso chanco artesanal, ensalada de lechugas orgánicas y pan brioche de campo. La segunda es una opción vegana, con arroz orgánico chileno, hongos silvestres y berenjenas, pasta de tomates rosados del Maule, queso chanco artesanal, ensalada de lechugas orgánicas y pan brioche de campo.

Según ha explicado, optó por las hamburguesas por ser uno de los alimentos más populares del mundo. Siendo un vehículo perfecto para dar a conocer los sabores propios de su país.

Yannick Alléno

Uno de los chefs de alta coAplicando la excelencia que manejan en sus fogones principales, algunos de los cocineros más ilustres del mundo han visto en este plato una oportunidad de hacer llegar sus sabores de una manera diferente. Además, haciéndolas accesibles para todo tipo de comensales, que pueden disfrutar de un preparado de alta calidad a buen precio.

Chefs de alta cocina que apuestan por las hamburguesas

Rene Redzepi

Líder del restaurante Noma (Copenhague, Dinamarca), que posee dos estrellas Michelin y el segundo puesto en The 50 Best, también ha incursionado en el mundo de la “comida rápida”.

Polp es su proyecto que hace posible lograr grandes cosas con panes y carnes. La propuesta nació a finales de 2020 y hoy en día es todo un éxito en la capital danesa.

Según explicó Redzepi, lo que pretende es «demostrar su espíritu de unión a través de la comida. Además de darle a su premisa una óptica ecológica y conectada con la naturaleza”.

La oferta es sencilla y se centra en cuatro tipos de hamburguesas: tradicional, con queso, vegetariana y vegana. Las primeras se hacen con carne de reses danesas criadas libremente, mientras que las dos restantes con un tempeh de quínoa elaborado en su laboratorio de fermentación.

Asimismo, el chef trabaja de la mano con todo tipo de productores locales para ofrecer insumos y alimentos producidos en las cercanías de Copenhague. Aunado a esto, en Polp hay una gran oferta de cervezas artesanales y vinos daneses.

Mauro Colagreco

Con tres estrellas Michelin en su haber, Colagreco es uno de los chefs de alta cocina más transgresores de la actualidad. Además de encargarse de los fogones en Mirazur (Menton, Francia), también lo hace en Carne, su cadena de hamburgueserías en Argentina.

Esta iniciativa se caracteriza, principalmente, por su perfil ecológico y sustentable. Incluso, es el único negocio en su tipo en suelo argentino que posee un certificado que avala su labor social y medioambiental en las comunidades.

Para sus hamburguesas, Colagreco nutre su despensa con ingredientes del norte y el sur de su país, variando el menú según la temporada. La hamburguesa clásica es tan sencilla como atrapante, compuesta apenas por pan, carne, lechuga, tomate y cebolla morada. Mientras, entre sus creaciones ocasionales figuran otras como la “hamburguesa con hongos”, con pan, carne, cebolla asada, tomate y queso cuartirol; y la “hamburguesa vegetariana de portobello”, con portobello a la plancha, tapenade de tomates, lechuga morada, queso halloumi y pan de cúrcuma.

Rodolfo Guzmán

Es conocido por ser uno de los cocineros latinos más exitosos por lo logrado en Boragó (Santiago, Chile). Su local ha figurado por varios años en la lista latina de The 50 Best, posicionándose en la versión mundial en la casilla 26 en su última entrega. En MuuMami crea y prepara hamburguesas a las que denomina como “nativas chilenas”, por sus características y los insumos que las componen.

Son dos las recetas que ideó Guzmán para su proyecto: la Muumami y la Ohmami. La primera se hace con carne de libre pastoreo a las brasas, pasta de tomates rosados del Maule, queso chanco artesanal, ensalada de lechugas orgánicas y pan brioche de campo. La segunda es una opción vegana, con arroz orgánico chileno, hongos silvestres y berenjenas, pasta de tomates rosados del Maule, queso chanco artesanal, ensalada de lechugas orgánicas y pan brioche de campo.

Según ha explicado, optó por las hamburguesas por ser uno de los alimentos más populares del mundo. Siendo un vehículo perfecto para dar a conocer los sabores propios de su país.

Los jugos frescos aportan energía natural

Yannick Alléno

Uno de los chefs de alta cocina que recientemente se sumó a esta tendencia fue el francés Alléno, quien posee varias estrellas Michelin en sus restaurantes.

Junto a su hijo Antoine lanzó, a mediados de mayo, Burger Père et Fils by Alléno, una propuesta temporal que deleitará en la capital francesa durante el verano. Según expresan, buscarán ofrecer una versión “muy parisina” de este preparado.

El chef usará las mejores carnes para deleitar a sus comensales. Asimismo, tendrá una versión vegana con lo que llama “morcilla de verduras», que está “compuesta de arroz negro, remolacha y sémola y un condimento de manzana”.

Por 19 euros, los visitantes podrán disfrutar de una hamburguesa especial junto a un acompañante, entre las que resaltan las papas crujientes.cina que recientemente se sumó a esta tendencia fue el francés Alléno, quien posee varias estrellas Michelin en sus restaurantes.

Junto a su hijo Antoine lanzó, a mediados de mayo, Burger Père et Fils by Alléno, una propuesta temporal que deleitará en la capital francesa durante el verano. Según expresan, buscarán ofrecer una versión “muy parisina” de este preparado.

El chef usará las mejores carnes para deleitar a sus comensales. Asimismo, tendrá una versión vegana con lo que llama “morcilla de verduras», que está “compuesta de arroz negro, remolacha y sémola y un condimento de manzana”.

Por 19 euros, los visitantes podrán disfrutar de una hamburguesa especial junto a un acompañante, entre las que resaltan las papas crujientes.

 

Fuente\   https://www.cocinayvino.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Miradas Magazine

Miradas Magazine

Revista digital de marketing, turismo, tecnología, negocios, arte y emprendimiento.

Compartimos el mejor contenido para ti!

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Clave

Artículos Relacionados

Nota Residuos de paneles solares

Residuos de paneles solares: El mundo se enfrenta a un gran problema

Ocho millones de toneladas de paneles solares podrían llegar al final de sus vidas útiles para 2030. Los científicos federales están advirtiendo que una ola de desechos de paneles solares puede llegar a los vertederos de basura en forma masiva a menos que los investigadores descubran maneras de reciclarlos.

Nota contaminacion tecnologica

La contaminación tecnológica, un problema del siglo XXI

Móviles, tabletas, portátiles… La proliferación de dispositivos digitales se está convirtiendo en un problema para el planeta porque, cuando su vida útil finaliza —al año se generan casi 50 millones de toneladas de chatarra tecnológica—, su tasa de reciclaje es insuficiente. Aumentarla es clave para frenar el cambio climático y evitar el deterioro del medio ambiente.