Nota Con China no se juega

Con China no se juega: Empresas occidentales comienzan a pagar por el boicot al algodón de Xinjiang

La guerra del algodón sucio de China, ante las sospechas de abuso de los derechos humanos en la región china Xinjiang para producir textil, sube de nivel con las primeras represarías a empresas occidentales que han dado el paso de rechazar el uso de las materias primas procedentes de estas zonas del país. Al boicot en redes sociales, se une la renuncia de una famosa actriz china para seguir representando a Burberry en el país, mientras una importante compañías de envíos ha dejado de repartir los productos de H&M.