Nota Turquia Criptomonedas

Dos plataformas de criptomonedas cayeron en Turquía en 48 horas

La súbita fama de las criptomonedas en Turquía ha necesitado menos de una semana para caer por los suelos. Dos de sus principales plataformas turcas, Thodex y Vebitcoin, han dejado en la estacada en los últimos días a cientos de miles de inversores.

El pánico saltó el pasado miércoles, cuando en un escueto mensaje, Thodex anunció que estaría unos días inactiva mientras cerraba un trato de índole internacional. En realidad, estaba inactiva desde el lunes, cuando avisó de “labores de mantenimiento” por espacio “de seis horas”.

Luego se ha sabido que el mismo martes, el fundador de la plataforma, Faruk Fatih Özer, había volado precipitadamente a Tirana. Presuntamente, con 2.000 millones de dólares, aunque ante las autoridades albanesas declaró menos de 300.000.

Pese a que la opacidad es consustancial a las criptomonedas, cientos de miles de turcos habrían visto denegado el acceso a sus cuentas y la posibilidad de convertir sus criptomonedas.

Fatih Özer, que tiene apenas 27 años, sostiene que se trata “de apenas 30.000” y que la normalidad “es cuestión de días”, pero cuando la policía albanesa acudió a detenerlo el viernes a su hotel ya había desaparecido.

El ministro del Interior turco en persona, el influyente Suleyman Soylu, ha pedido su detención, tras cursar la orden de busca y captura en Interpol “por fraude agravado y organización criminal”.

Thodex captó en su último día de operaciones más de 500 millones de dólares. Últimamente, había multiplicado sus ingresos, al vender una criptomoneda en par-ticular por una cuarta parte de su valor de mercado, levantando sospechas.

El viernes pasado, la policía registró la sede de Thodex y detuvo a sesenta y dos de sus empleados y colaboradores a lo largo y ancho de Turquía. Otros dieciséis no fueron localizados de entrada, en una operación lanzada a las seis de la mañana, simultáneamente, en ocho provincias, después de que las denuncias de damnificados por Thodex se dispararan. El sábado por la noche detuvo en Estambul al hermano de Fatih Özer, cuyas cuentas han sido bloqueadas.

Nota Criptoyuan el nuevo desafioCripto yuan: el nuevo desafío para los bancos centrales

La plataforma Vebitcoin, la segunda en caer

Tras el susto mayúsculo de Thodex, el viernes una segunda plataforma turca de intercambio de criptomonedas, Vebitcoin, anunciaba la suspensión de operaciones, “por el deterioro de las condiciones financieras”. Su primer ejecutivo, Ilker Bas, fue detenido el sábado, junto a tres empleados, como parte de la investigación del ente turco contra los delitos financieros (Masak), que ha bloqueado sus cuentas. Vebitcoin era la cuarta plataforma turca por volumen de transacciones, más de cincuenta millones de euros diarios, pero lejos de Thodex. “Hemos decidido cesar nuestras actividades a fin de cumplir con todas las regulaciones y reclamaciones”, reza el mensaje de cierre de la plataforma, que alude a que “las transacciones más intensas de lo esperado” le han llevado a “una serie de dificultades financieras”. Críptico había de ser.

La salida de escena de este parece haberse visto precipitada por la decisión del Banco Central turco, hace dos viernes, de prohibir los pagos de bienes y servicios en criptomonedas a partir del 30 de abril, alarmado por las evidencias de evasión de capitales, no menos que por el “riesgo en las transacciones”.

La decisión, que vaticina nuevas intervenciones, responde a la burbuja que vive el sector en Turquía. La depreciación de la lira, ininterrumpida desde hace nueve años, se ha acelerado en los últimos meses, llevando a uno de cada seis turcos a invertir en este arriesgado instrumento. Un fenómeno que solo tiene parangón en Nigeria, Filipinas o Vietnam, hasta el punto que algunos portales especializados consideran que Turquía es uno de los cinco mayores mercados para las criptomonedas.

El revolcón turco se ha notado globalmente, de manera que incluso la criptomoneda más famosa, Bitcoin, se ha devaluado un 20%.

De todos modos, el gobernador del Banco Central, Sahap Kavcioglu, ha excluido que vaya a prohibirlas, como hizo China en el 2017.

Thodex, fundada en el 2017 bajo el nombre de Koineks, ofrecía dos años después negociación en 18 criptomonedas distintas. Al poco abrió “el primer cajero automático de criptomonedas de Turquía” en Nisantasi, el barrio burgués por excelencia de Estambul, inmortalizado por Orhan Pamuk.

Fuente\  lavanguardia.com Portal de tecnología

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Miradas Magazine

Miradas Magazine

Revista digital de marketing, turismo, tecnología, negocios, arte y emprendimiento.

Compartimos el mejor contenido para ti!

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Clave

Artículos Relacionados

Nota Residuos de paneles solares

Residuos de paneles solares: El mundo se enfrenta a un gran problema

Ocho millones de toneladas de paneles solares podrían llegar al final de sus vidas útiles para 2030. Los científicos federales están advirtiendo que una ola de desechos de paneles solares puede llegar a los vertederos de basura en forma masiva a menos que los investigadores descubran maneras de reciclarlos.

Nota contaminacion tecnologica

La contaminación tecnológica, un problema del siglo XXI

Móviles, tabletas, portátiles… La proliferación de dispositivos digitales se está convirtiendo en un problema para el planeta porque, cuando su vida útil finaliza —al año se generan casi 50 millones de toneladas de chatarra tecnológica—, su tasa de reciclaje es insuficiente. Aumentarla es clave para frenar el cambio climático y evitar el deterioro del medio ambiente.