Nota Apple pulveriza records de ventas

Apple pulveriza récords de ventas: ¿por qué el iPhone vuelve a venderse como rosquillas?

Desde enero a marzo, la manzana ingresó una media de 1.000 millones diarios, a pesar de ser un trimestre carente de novedades. Su teléfono, su negocio fetiche, creció un 65,5% en estos tres meses

A Apple le sienta mejor la recta final del año que la primera. Sus ventas suelen empezar a coger fuerzas en septiembre, último mes de su cuarto trimestre fiscal y momento del curso en el que empieza el calendario de grandes presentaciones de producto. El otoño es el pistoletazo de salida por norma para la mayoría de productos por una simple razón. Las nuevas entregas del iPhone, del iPad, del Apple Watch o de los Mac llegan justo a las puertas de la campaña navideña, algo que tiene un efecto similar al de la hormona del crecimiento en su cuenta de resultados.

Cuando pasan estas fechas tan señaladas, se da paso a sus balances más discretos. El arranque del año suele ser más tímido. Se vende menos porque no se presentan productos, y no se presentan productos nuevos porque es una época en la que la gente compra menos. Es la pescadilla que se muerde la cola. Pero esto, no tener ni una novedad, no ha sido impedimento alguno para que desde enero a marzo la compañía liderada por Tim Cook haya ingresado prácticamente 1.000 millones de euros cada 24 horas.

7 días de Apple, un año de Telefónica
La manzana ha vuelto a demostrar que tiene la maquinaria de contar billetes bien engrasada. En su segundo trimestre fiscal de 2021 (que comienza el 1 de enero y acaba el 31 de marzo), ha sido de 90.000 millones de dólares. Eso supone un 54% de crecimiento respecto al mismo periodo del año pasado. La envergadura de lo logrado es tal que ha estado a punto de superar lo conseguido en el Q1 de 2020, cuando marcó su segunda mejor marca de la historia, con más de 91.000 millones de dólares. Eso supone también superar por ‘palmo y medio’ las previsiones y cábalas de los mentideros especializados, donde inversores y analistas de mercado apostaban por 77.000 millones. En el último medio año, la firma ha ingresado 200.000 millones. Esa cuantía supera lo que la empresa ganó en todo 2014. En todo 2013. En todo 2012. Y en cualquier año precedente. El beneficio neto ha sido de 23.600 millones de dólares, un 110% más. En este periodo cada semana ganaba de media 1832 millones, prácticamente el mismo beneficio neto que una empresa del tamaño de Telefónica en todo el 2020. La teleco española ganó 1.582 millones de euros, lo que al cambio son unos 1.919 millones de dólares.

Nota Rusia multa a AppleRusia multa a Apple con 12 millones de dólares por monopolio de su App Store

 

 

Si uno baja al detalle por categoría de producto o servicio, el crecimiento ha sido espectacular en todos los segmentos. Hace 12 meses, la compañía tenía que presentar unas cuentas en las que muchos daban por supuesto que se verían los primeros síntomas del coronavirus. Sin embargo, marcó un récord histórico, mostrando una salud de hierro y un balance en que la pandemia tuvo un efecto inocuo. Ahora toca preguntarse qué cifras podría haber alcanzado el fabricante de tecnología más rentable de todo el planeta.

El 5G vende (al menos en el iPhone)
El iPhone sigue siendo, como ocurre desde hace más de una década, el principal sustento de la manzana. Su aparato fetiche ha supuesto unos ingresos de casi 48.000 millones de dólares en los últimos tres meses. El curso pasado, en ese mismo tramo, las ventas de teléfonos supusieron casi 29.000 millones. El avance, por tanto, es del 65,5% frente al Q2 de 2020. Obviamente, si lo comparamos con el trimestre fiscal anterior —que incluye los meses de octubre, noviembre y diciembre—, las ventas son menores, pero el retroceso ha distado de ser el de otros años, cuando se esfumaba más del 40% de ingresos de esta división durante este tramo del curso. Se podría colegir por tanto que el 5G sí vende. Al menos, en el caso de Apple, que el pasado otoño presentó, por primera vez, una generación de teléfonos, la del iPhone 12, donde todos los modelos estaban preparados para esta conectividad.

En Europa, el despliegue va avanzando, de la misma manera que en EEUU o China, este último un mercado clave para sus intereses. La compañía no desagrega sus datos de venta, por lo que es imposible saber cómo están funcionando las ventas de cada modelo. En los últimos tiempos, se han multiplicado los rumores de que la empresa podría prescindir del iPhone Mini de cara al próximo año. Según Counterpoint, en la primera quincena de enero, este teléfono compacto, que supuso volver a apostar por unas medidas que la industria había dejado de lado, solo supuso un 5% de las ventas en el mercado yanqui.

Dobles dígitos en todo
Todas las divisiones han crecido a doble dígito. Los Mac, por ejemplo, han crecido un 70,1% respecto al mismo periodo del curso pasado. Ya suponen unas ventas de 9.101 millones de dólares. La justificación de este éxito parece clara: los procesadores propios de la compañía parecen haber aumentado el atractivo de sus ordenadores. El pasado año, se lanzaron un MacBook Air, un MacBook Pro y un Mac Mini equipados con el M1, un chip basado en arquitectura ARM que supone cortar el cordón que unía la compañía con Intel y su arquitecta x86. Las expectativas se han cumplido y estas máquinas parecen haber cumplido sobradamente tanto en rendimiento como en eficiencia energética. Las filtraciones apuntan a que los californianos ya preparan el M2, que podría entrar en producción en verano.

El iPad se ha unido a la fiesta con 7.807 millones de ingresos, casi un 79% más que hace un año. Parece que la compañía ha conseguido dar un nuevo empujón a sus tabletas, un mercado que han dejado muchísimos fabricantes, entre otras cosas por el rediseño que ha hecho de modelos como el iPad Air o el iPad Pro y el asentamiento de un modelo ‘asequible’ como el iPad de octava generación, que sigue manteniendo su chasis antiguo. Accesorios, ese cajón de sastre que incluye auriculares, altavoces o relojes, ha supuesto unas ventas por valor de 7.838 millones (+ 26,62%). El Apple Watch y los AirPods siguen siendo un negocio rentable a pesar de que ignoran a más de tres cuartas partes del mercado móvil mundial, que utilizan Android. No hay que olvidar que solo pueden desplegar su potencial al completo si tienes un teléfono de la marca. Servicios, el paraguas que engloba la App Store, Apple Care y sus suscripciones, no se queda atrás. Crece prácticamente el 27%, para suponer un montante de 16.900 millones.

Lo que viene
La fotografía que dejan los resultados de Apple puede variar en los próximos meses por varios motivos. El primero de ellos, y más conocido, es la escasez de semiconductores que está golpeando la industria desde que estalló la pandemia. Aunque la solvencia económica que han demostrado de los de Cupertino, una de las empresas con más ‘caja’ del mundo, les ha permitido esquivar este problema hasta ahora (no sin contratiempos, ya que tuvieron que ‘fasear’ los lanzamientos de 2020), hay que ver cómo puede afectar esto, si es que ocurre, a la disponibilidad de algunos productos que la manzana tiene que estrenar en las próximas semanas, como su nuevo y rediseñado iMac, equipado con su procesador M1, su nuevo Apple TV y un nuevo iPad Pro. Todos ellos se pueden reservar desde este viernes, pero no llegarán a las tiendas hasta la segunda quincena de mayo.

El segundo frente y quizás el más importante es la App Store, que está siendo investigada a ambos lados del Atlántico. Según el ‘Financial Times’, se espera que la Unión Europea se pronuncie en los próximos días sobre si la tienda de aplicaciones de la manzana incurre en prácticas monopolísticas o no. El rotativo británico decía que la decisión de Bruselas apuntaría en dirección contraria a los intereses de Cupertino y presentaría cargos contra la compañía después de quejas de plataformas como Spotify, que denunciaron a la compañía por su excesivo control o las comisiones que cobra. Actualmente, cobra un 30% del pago de las descargas digitales y de las suscripciones, aunque en este caso a partir del segundo año la cuantía se reduce al 15%. Sin embargo, ante la presión y la polémica en torno a este pago, decidió que aquellos desarrolladores que facturasen menos de un millón de dólares anualmente tendrían que abonar ‘solo’ ese 15%. No hay que olvidar que su tienda de aplicaciones es la que vertebra su departamento de Servicios, su segunda división más rentable desde hace varios años, solo por detrás del iPhone. Cualquier modificación a la que le empujen los diferentes reguladores podría tener un impacto directo tanto en los ingresos que genere directamente como en la relación con los creadores de las ‘apps’.

 

Fuente\   elconfidencial.com Portal de Tecnología

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Miradas Magazine

Miradas Magazine

Revista digital de marketing, turismo, tecnología, negocios, arte y emprendimiento.

Compartimos el mejor contenido para ti!

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Clave

Artículos Relacionados

Nota Residuos de paneles solares

Residuos de paneles solares: El mundo se enfrenta a un gran problema

Ocho millones de toneladas de paneles solares podrían llegar al final de sus vidas útiles para 2030. Los científicos federales están advirtiendo que una ola de desechos de paneles solares puede llegar a los vertederos de basura en forma masiva a menos que los investigadores descubran maneras de reciclarlos.

Nota contaminacion tecnologica

La contaminación tecnológica, un problema del siglo XXI

Móviles, tabletas, portátiles… La proliferación de dispositivos digitales se está convirtiendo en un problema para el planeta porque, cuando su vida útil finaliza —al año se generan casi 50 millones de toneladas de chatarra tecnológica—, su tasa de reciclaje es insuficiente. Aumentarla es clave para frenar el cambio climático y evitar el deterioro del medio ambiente.